vacaciones veraniegas


Qué contenta estoy. Ahora mismo parezco como un crío al que le han dado un juguete nuevo.

  Acabo de comprarme una cámara digital, una normalita de precio asequible unos 79 € en la Fnac. No tenía ninguna y ya iba siendo hora que me modernizase XD  

 Es una Nikon COOLPIX L16 Silver y estoy que no cago sin ella. Perdón por la expresión :p

  Aquí dejo las primeras fotos con las que he estrenado la cámara >-<

 Este es el ordi que me compré como regalo de Navidades y aún se me cae la baba con él XD

 

Este oso de peluche me lo regalaron a la vuelta de año nuevo. Pero el jodio asusta xq tiene pilas y cuando lo probé casi me da algo ya que la cara se le enciende a un color rojo y suena música a toda pastilla que creo que es de los chinos porque no se entiende jajajaja (no es coña).

 

Me he subido a la terraza y esto es lo más que he conseguido aún no domino mucho el flash cuando me lea las instrucciones ya practicaré más con las fotos de noche 😉

 

¡Una de las famosas camisetas que me cargué! Sí aquí en primicia os dejo lo que queda de esta camiseta que ya sólo sirve para hacer trapos con ella. Es una lástima me gustaba y me quedaba bien… ¿Veis las manchas rojas? >o<‘

 

¡Mi pequeña colec de libros! Estos son los libros que me he comprado con mi propia money. Y ahora que me he apuntado al Círculo de Lectores mi biblioteca aumentará   >-< aunque la Money descenderá ¬¬ ….

 

 

De momento esto es todo por hoy! Voy a ver si hago la correspondiente actua del fansub que una se ha cogido a la tremenda las vacas y aún no ha hecho nada ajajaja.

¡Ah! Y hasta me he apuntado a una ginkana online es el día 6 y soy la capi >-< aunque el nombre del grupo aún no se ha decidido ¡qué indecisión! Ya os contaré que tal me irá 😉

 

 

 Ansiadas y esperadas vacaciones veraniegas. Libertad, independencia y, por sobre todas las cosas, la rutina se esfuma. Porque no habrá un día igual que el anterior.

 

 Sin planes, sin obligaciones y con mucho tiempo que “regalarme” pienso perderme en mi cuidad, pienso perderme entre la gente. Pienso empezar a vivir en mi pompa que sólo podrá romperse al acabar el verano, al volver al trabajo. Mientras tanto, haré cuanto desee quizás no me vaya a ningún sitio a veranear pero siguen siendo vacaciones…

 

 Un libro en la playa, tomar algo mientras escuchas música en una terraza de un local cualquiera, hacer fotos de sitios a los que con normalidad no haces caso o simplemente pasas de ellos, salir sin horarios sin límites sin obligaciones monótonas… Salir de casa sin saber dónde o qué harás tres horas más tarde. O quizás levantarte y dejarte perder en el tiempo sin importar que transcurra de forma tranquila o bulliciosa depende del pensamiento con el que despierte ese día.

 

 Sin estrés, sin malos rollos ametrallándote la cabeza, simplemente el olvido de todos ellos. Solamente convivir lo que quieras porque es tu tiempo, porque es tu libertad inalterable. Y nada ni nadie puede arrebatértela. Así aún dan más ganas de vivir, hay más color en tu mundo…

 

 ¡Qué rollera me he puesto! Pero en fin, ¡felices vacaciones de verano!