Pues sí, es lo que tiene la vida que todo se acaba tarde o temprano. Por el momento, hasta el verano, ya me he quedado sin vacaciones.

Lo sorprendente es con la facilidad a la que te adaptas con el nuevo horario de vacaciones lo que cuesta más, sin duda alguna, es volver a la rutina del trabajo. Sólo ha sido una semana de vacaciones pero me ha parecido un mes ya que lo he sentido tan lejano el madrugar…

Vamos que estaba en la gloria XD

Aunque, por suerte, como estudiante, aún me queda una semana de vacaciones pero vaya mier%$! porque tengo que madrugar de todas formas para ir a trabajar ¬¬ pero es preferible “ver el vaso medio lleno que medio vacío”. Si bien, los días en que me puedo levantar al mediodía se me han reducido inminentemente a uno por semana, los domingos…

Para quien siga conservando las vacas, ¡disfrutadlas! que me dais una envidia…

Anuncios